Perfumes lujosos

Abril 13th, 2010

Los mejores perfumes de la historia


Antes de nada, hay que entender, que la elaboración de los perfumes es un arte y este maravilloso arte, nació en Egipto, fue desarrollado por árabes y romanos y desde España se reintrodujo en Europa durante el Renacimiento. Fue en Francia, hacia el siglo XIV, donde se cultivaron flores para elaborar los perfumes, permaneciendo ésta desde entonces como el centro europeo de diseño y comercio en perfumería. En la Europa del siglo XVIII el perfume solo era utilizado por la nobleza.

LA PERFUMERÍA MODERNA:

Con respecto a los perfumes, no cesaron de evolucionar. François Coty fue el primero en asociar en sus composiciones aromas naturales con fragancias reconstituídas artificialmente. El origen que creó en 1905, es el primero de los grandes perfumes modernos. En 1917. creó el Chypre, que se convertiría en  una familia olfativa de ese nombre, con el musgo de encina, láudano, pachulli o bergamota… Fragancias llamadas orientales o ambarinas se desarrollaron, constituidas por olores suaves, pulverizados, vainillados o  procedentes de animales. Si los productos de síntesis habían revolucionado la composición de los perfumes a finales del siglo XIX, una nueva categoría de perfumistas iba a trastornar la perfumería, la de los modistos, en 1911, Paul Poiret, que ya era famoso por haber liberado a la mujer del corsé, fue el primero en tener la idea de difundir un perfume para completar sus líneas de ropa. Bautizó a sus perfumes como “Les Parfums de Rosine”, en honor a su hija mayor. Pero si Poiret tuvo el ingenio de asociar la alta costura con la perfumería, no  comercializó su idea. Lo que sí hizo Gabrielle Chanel, que lanzó en 1921 un perfume que llevaba su firma. Y fue un golpe maestro. El ya legendarío nº 5, creado por Ernest Beaux, fue el primer perfume que incorporó aldehidos, productos sintéticos muy potentes que aportaron, aparte de su olor, un gran poder de difusión en las composiciones.

COMPOSICIÓN DE LOS PERFUMES:

Existen diferentes tipos de perfumes, según su intensidad aromática:
•    Perfume: la forma más concentrada, entre el 15-40% de esencia aromática.
•    Eau de Perfume: concentración del 15%.
•    Eau de toilette: concentración del 7-15%.
•    Eau de Cologne: la misma concentración que el anterior pero con aromas cítricos predominantemente.
•    Splash perfumes: 1% de concentrados.
Al aplicarse el perfume sobre la piel, el calor del cuerpo evapora el disolvente, permaneciendo las sustancias aromáticas, que se disipan gradualmente durante varias horas.

PERFUMES DE SIEMPRE:

Shalimar: Aimé Guerlain, hijo de un perfumista parisino,  creó el olor del mito, es uno de los primeros perfumes orientales que existieron. Creado en 1925 por la casa Guerlain, es lujoso y no pasa de moda. La historia de la creación de dicho perfume, sin embargo, es divertida: en 1889, Aimé Guerlain creó Jicky. Más tarde, otro miembro de la familia Guerlain dejó caer por casualidad algunas gotas de vainilla en el frasco de Jicky… ¡y así nació Shalimar! La composición de este perfume, que conjuga bergamota, rosa, jazmín, vainilla y haba tonka, es fresca y seductora a la vez, y le otorga una simbología romántica y sensual plasmada también en el frasco de Baccarat. Hoy en día, se venden aún casi un millón de muestras de este perfume al año en todo el mundo.

Chanel N°5: De Coco (Gabriel) Chanel. El N°5 es el perfume más vendido del mundo desde que se creó en 1921. Por aquel entonces, Gabrielle Chanel le pidió a la famosa nariz de Ernest Beaux que compusiera una fragancia que fuera la encarnación de la elegancia atemporal. ¡Y lo consiguió! ¿Cómo? Le presentó una decena de muestras y ella eligió la número cinco, de ahí el nombre del perfume que se presentó el día cinco del quinto mes del año. El diseño del frasco simboliza el rigor y el espíritu de Chanel, y un olor que no pasa nunca de moda. Así nació el perfume de culto. El perfume estrella y el de las estrellas, como Marylin Monroe, que declaró en una ocasión que cada noche se echaba unas gotas de Chanel Nº 5 antes de irse a dormir desnuda.


Angel: De Thierry Mugler. Este perfume marcó una época y permanece hoy gracias a la originalidad de su aroma y de su frasco. A su creador le encanta decir que con este perfume deseaba «crear una fragancia con una resonancia común en todo el mundo, algo cercano a la ternura, que provoca un contacto tan sensual que dan ganas de comerse a la persona que se ama». Y así es. Angel te hace viajar al corazón de la diversión, al olor de los bombones, el caramelo, la miel, el chocolate… todo mezclado con pachulí. En su momento fue una auténtica revolución en un universo que aún no había explotado este tipo de fragancias.

Miss Dior: De Dior, es el perfume femenino por excelencia. Creado en 1948, en homenaje a Catherine, la hermana de Christian Dior, el perfume nació en un contexto de celebración de la liberación. Vincula el deseo y la feminidad absoluta, señal del retorno del placer. Miss Dior se inspira en la fragancia de la rosa antigua y el jazmín. En abril de 2005, este mítico perfume se renovó con el nacimiento de Miss Dior Chérie,  John Galliano quiso darle un aire más juvenil sin alterar su esencia y consiguió un nuevo éxito con el que quiso homenajear la creación de Christian Dior.

Todos tenemos olores que nos han marcado y que forman parte de nuestra intimidad al relacionarlos con alguna persona importante, algún momento memorable… El olor está íntimamente ligado a los recuerdos y a las experiencias sentimentales de nuestra vida.
¡Guardamos tantos recuerdos de los olores de nuestra infancia!: Olores embriagadores, maternales, gustativos…más los que  asociamos a emociones intensas.

“La vocación del perfume es conservar estas emociones y reproducirlas intentado crear una segunda piel que las envuelva”.


© 2010, Maquillaje10. All rights reserved.
Para publicar parte de esta noticia, debes colocar un link hacia Maquillaje10 como la fuente original.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Envía tu comentario.

Categoría: Perfumes